Change Language
wds-media
  • Home
  • FOREX
4 Métodos de ahorro para combatir la pérdida de poder adquisitivo

4 Métodos de ahorro para combatir la pérdida de poder adquisitivo

Alcanzar tus objetivos financieros futuros significa reservar dinero para ellos en el camino, lo que significa que, a la larga, tienes que gastar menos dinero del que ganas. El problema es que es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Porque, bueno, la vida.

Son muchos los peruanos que viven de pago en pago, y eso es un verdadero desafío Incluso si ganas por sobre el promedio, si dependes de tu siguiente fecha de pago para poder cubrir tus gastos y no cuentas con un fondo de emergencia, puedes estar en problemas. 

Aquí hay algunos pasos que puedes tomar para ayudarte a salir de ese ciclo. Pero una vez que tu dinero sea un poco más estable, la clave para evitar gastar de más es la planificación.

Crear un plan de gastos que funcione para ti

En tyba somos fanáticos del 50/30/20, que es un enfoque flexible y de alto nivel para planificar tu dinero. Así es como funciona, tradicionalmente este presupuesto personal:

El 50% de tu salario neto se destina a necesidades (facturas, comestibles, pagos mínimos de deuda)

El 30% de tu salario neto se destina a la diversión (salir a comer, ir al cine, comprar cosas que solo desea)

El 20% de tu salario neto se destina a Future You (pagos de deuda por encima de los mínimos, ahorro e inversión)

Pero es posible que esos cubos aún no funcionen para ti, especialmente si recién estás comenzando. Tal vez en este momento, el 70% de tu dinero se destine a las necesidades y, de manera realista, solo puedes reservar el 5% para Future You. Eso no es problema: apunta a 70/25/5 y trabaja más cerca con el tiempo. 

El punto no es de qué tamaño son tus cubos (al menos no por ahora). El punto es que estás prestando atención a dónde va tu dinero y repartiéndolo intencionalmente.

Otra forma de pensar en su plan de gastos es con el enfoque de un número. En ese caso, el “número único” es esencialmente tu balde “divertido”.

Agregarías tu cubo de “necesidades” a la cantidad que deseas destinar a tu Future You, luego restamos ese total de tus ingresos mensuales. Lo que sobra es lo que puedes gastar en diversión. Mientras no estés gastando más de tu número, tu plan debería estar encaminado.

Una vez que hayas establecido tu plan de gastos, ¿cómo lo mantienes?

Depende de si tu trabajo te da un sueldo regular o si éste fluctúa mes a mes.

Consejos de planificación para personas con ingresos constantes

Ahorra por adelantado para gastos no mensuales

Un plan de gastos mensuales es excelente para pagar las facturas que surgen cada mes. Pero, ¿qué pasa con los gastos que pagas con menos frecuencia?

Cosas como renovaciones de servicios de suscripción (mirándote, Amazon Prime) o primas de seguro anuales/semestrales/trimestrales. 

Los cargos menos frecuentes pueden ser bastante perjudiciales para tu plan, pero puedes prepararte para ellos ahorrando con anticipación, un poco cada mes.

Por ejemplo, si tu prima de seguro vencerá en ocho meses, tu objetivo sería reservar la cantidad total dividida entre los 8 meses. Agregarás esta cantidad a tu cubo de “necesidades” cada mes y pondrás el dinero en una cuenta bancaria separada para saber a dónde va.

Separa el dinero para “necesidades” del dinero para “diversión”

Hablando de cuentas separadas, a veces la mejor manera de eliminar la tentación de gastar en exceso es literalmente eliminar el dinero que te está tentando. 

Es por eso que es un consejo común pagarte a tí mismo primero moviendo tu dinero de “Future You” a una cuenta de ahorro o de inversión dedicada justo cuando te pagan para que no lo gastes.

Pero luego tienes todo el resto de tu dinero, parte del cual has destinado a tus necesidades y parte que has destinado a la diversión. 

Si te encuentras gastando demasiado en diversión, considera mantener tu dinero “divertido” en una cuenta bancaria completamente diferente de tu dinero “necesario”.

Para este enfoque, necesitarías dos cuentas corrientes: tu cuenta principal (la que está adjunta a tu tarjeta de débito) y una nueva cuenta secundaria (la donde vivirá tu dinero “necesario”).

Hay dos formas en las que podrías hacerlo. Por un lado, puedes configurarlo para que todos tus cheques de pago se depositen en tu cuenta de “necesidades” y luego transferir manualmente la cantidad que has destinado a la diversión a tu otra cuenta. 

O puedes revertirlo: haz que tus cheques de pago se depositen en esa cuenta “divertida” y luego transfiere lo que has destinado para necesidades.

Incluso podrías configurar pagos automáticos de facturas para que salgan directamente de tu cuenta de necesidades para que todo esté en piloto automático, fuera de la vista.

Consejos de planificación para personas con ingresos irregulares

Si eres un trabajador independiente o un empresario, si trabajas por comisión o si no trabajas la misma cantidad de horas cada semana, entonces tus cheques de pago probablemente sean mucho menos predecibles, en tamaño y/o en tiempo. 

El elemento sorpresa puede dificultar la planificación de tus gastos, pero definitivamente es factible. Aquí hay dos métodos que podrías usar.

Date un “salario” regular

El primer enfoque tiene dos partes. Primero, deberás calcular un pago neto mensual objetivo para usar como el máximo para tu plan de gastos. Así es cómo:

Calcula cuánto gastas normalmente revisando los estados de cuenta de tu tarjeta de débito y/o crédito de los últimos tres a seis meses. Suma todas tus compras para ver cuál es tu promedio mensual. (Si tuviste compras grandes que no volverán a aparecer, no las incluyas).

Haz una lista de esos gastos no mensuales que mencioné anteriormente y divide su total por 12 para ver cuánto te cuestan al mes, en promedio.

Decide una cantidad que te gustaría reservar para Future You cada mes, si puedes.

Esos tres números juntos son tu salario neto mensual objetivo. Comprueba que es un número realista, teniendo en cuenta cuánto estás ganando en realidad: multiplícalo por 12 para ver si se alinea con cuánto ganaste el año pasado o cuánto esperas ganar este año. (Si no es así, tendrás que buscar oportunidades para recortar tus gastos o aumentar tus ingresos).

En el futuro, si tienes un mes fuerte y ganas más de tu objetivo, trata de evitar la tentación de gastarlo. En cambio, reserva ese dinero en una cuenta bancaria dedicada solo para ahorros; lo usarás como reserva si tienes un mes corto en el futuro.

El objetivo es acumular gradualmente los gastos de algunos meses ahorrados en tu cuenta de reserva (además de los que ya tengas). 

Luego, si esa cuenta de reserva sigue creciendo cada vez más y nunca necesitas recurrir a ella, entonces probablemente puedas darte un aumento, es decir, aumentar la cantidad de tu salario neto objetivo. (¡Ponlo en el cubo del futuro!) Por otro lado, si te quedas corto cada mes, busca lugares para recortar.

Basa el plan de este mes en los ingresos del mes pasado

Un enfoque alternativo es adelantar un mes completo, lo que significa que cada mes, solo gastas el dinero que realmente recibiste el mes anterior. Y el gasto máximo de tu plan para el próximo mes se basará en esa cantidad.

Si deseas probar este enfoque, puedes avanzar gradualmente. Pero si es factible para ti, podría valer la pena: esta es probablemente la forma más segura de evitar gastar de más.

Encontrar un plan de gastos y estrategias de ahorro que se adapten a tu vida real requiere un poco de ensayo y error. Prueba algunas de estas técnicas y mira qué funciona para ti. Si uno no lo hace, tal vez otro lo haga. Sigue intentándolo hasta que encuentres el punto óptimo.

Next Cryptocurrency To Explode Monday, April 22 — NEAR Protocol, Core, Neo, Ankr

Next Cryptocurrency To Explode Monday, April 22 — NEAR Protocol, Core, Neo, Ankr

Read More