Change Language
wds-media
  • Home
  • Lending
Créditos y préstamos para la reforma del hogar: ¿cuándo y cómo solicitarlos?

Créditos y préstamos para la reforma del hogar: ¿cuándo y cómo solicitarlos?

Los alquileres por las nube, los precios de una vivienda de nueva construcción no paran de crecer por la falta de suministros… Estamos en un momento en el que cambiar de vivienda no parece lo más recomendable.

Si eres uno de los tantos pensando en buscar un nuevo hogar, tal vez ya estés planteándote pasar a formar parte del grupo de los que prefieren renovar su casa. Darle una nueva vida a su espacio y arreglarlo para que cumpla con las necesidades del momento.

préstamos para la reforma del hogar

Las reformas del hogar se han vuelto cada vez en una opción más conveniente. Ya sea una vivienda heredada, una compra en un edificio antiguo o la casa de toda la vida. Ante la escalada de precios, realizar una inversión en una vivienda en propiedad suena cada vez mejor.

Pero, aunque más convenientes, las reformas también suponen un gasto. Un gasto muy importante. Y al margen de algunos afortunados con el dinero suficiente en su cuenta corriente, la mayoría de las personas recurren a un préstamo para financiarlo.

Y de eso precisamente queremos hablar en este artículo. De cómo encontrar la financiación correcta en el momento correcto para renovar tu hogar. A quién recurrir, qué necesitas, qué ayudas existen… Hemos incluido un breve resumen de las claves para una reforma.

Si ya tienes los planos sobre la mesa y solo te falta reunir el dinero para hacer tu proyecto realidad, esto te interesa. Presta atención y pronto podrás confirmar a la empresa de reformas que es hora de poner en marcha la obra.

#1 Una buena estimación de gastos es lo más importante

Las casas se empiezan por los cimientos. Las reformas por el presupuesto. Es así de simple, no existe la opción de pedir un préstamo para renovar tu casa sin haber definido claramente el alcance de la misma.

Por eso mismo, es importante armar un buen plan antes de ponerse a pensar en el dinero. ¿Ampliar la cocina? ¿Qué tipo de calefacción? ¿Hay que cambiar las ventanas para mejorar la insonorización? Hay que tener todas las variables en cuenta.

Como en todo, es mejor dejarlo en manos de un especialista. Un estudio de arquitectura o una empresa de reformas son el primer paso de nuestro camino hacia la reforma perfecta. Y lo primero es dejar claras las expectativas.

Es importante tener una reunión inicial con la persona encargada de la reforma para definir claramente (y por escrito) lo que estamos buscando. En base a eso, recibiremos una estimación de presupuesto para el total del proyecto.

Con ese presupuesto en mano, toca calcular al alza. Y es que también existen sorpresas con las reformas. Subida del precio de los materiales, un gasto imprevisto, algo del plan inicial que no funciona… Puede pasar de todo.

Por eso es muy importante contabilizar los imprevistos a la hora de definir el presupuesto que solicitaremos ante la entidad bancaria o de crédito. Más vale ser precavidos y no encontrarse con sorpresas en el momento de la verdad.

#2 Evaluar tu situación financiera y las opciones a las que puedes acceder

Cada caso es distinto. No solo por el alcance de la reforma. También por la situación económica de cada persona. Y eso tiene también un impacto importante a la hora de financiar una renovación.

En algunos casos (y siempre que se disponga de cierta liquidez) existe la opción de financiar parcialmente la reforma a través de un préstamo y pagar el resto a través de ahorros u otras fuentes de dinero.

Siempre que se dispongan de varias fuentes de financiación es recomendable apostar por todas ellas. De esta forma se evitará depender en exceso de una sola fuente de dinero y el impacto que pueda tener la situación económica sobre la misma.

préstamos para la reforma del hogar

Si, por el contrario, dependemos exclusivamente de préstamos o créditos, también existe la opción de diversificar los préstamos. O lo que es lo mismo: solicitar diferentes préstamos para alcanzar la cantidad necesaria.

Todo depende de la situación personal de cada uno y sus preferencias a la hora de tomar una decisión de este tipo. Y como siempre, desde Moneyman te recomendamos que consultes con expertos antes de decantarse entre una opción u otra.

#3 Encontrar la mejor fuente de financiación

Es en este momento en el que toca salir a buscar la mejor fuente de financiación. Bancos, empresas especializadas en préstamos, otras entidades financieras… Existen cientos de opciones dependiendo de la cantidad necesaria, los tiempos y cada caso. Pero sí hay unas variables a tener en cuenta en todos los préstamos:

  • Intereses

    ¿Cuánto me va a costar el préstamo? ¿Tendré que pagar muchos intereses? Es importante aclarar estas dudas antes de firmar cualquier contrato. Porque puede marcar una gran diferencia.

    A la hora de decantarse por una entidad financiera u otra el elemento más decisivo son los intereses a pagar. Si son fijos, si son variables… Existen varias opciones y todas son válidas dependiendo de la situación.

  • Tiempos

    La segunda clave: cuándo tendré que devolver el dinero. Es importante tener claro el calendario definido en el préstamo para asegurarte de que podrás hacer frente a las cuotas que acordéis con tu entidad financiera.

    Te recomendamos que hagas una planificación de tu presupuesto familiar y definas, más o menos, cuánto podrás pagar en cada cuota. De esta forma te ahorrarás tener que solicitar otro préstamo para hacer frente al anterior.

  • Documentación necesaria

    No todos los créditos y préstamos son iguales. Y no todos son igual de exigentes. Ten en cuenta que en algunos casos necesitarás de diferentes documentos que certifiquen tu solvencia económica o que acrediten que dispones de un aval para llevar a cabo la reforma.

    Infórmate siempre antes de elegir una opción y recuerda que estás en tu derecho de conocer todos los requisitos previos a la firma de un préstamo bancario.

  • Otras condiciones

    No te olvides de la letra pequeña. Las penalizaciones por impago o retraso en las cuotas, pagos iniciales más grandes, cláusulas que no te habían explicado bien… Asegúrate de revisar bien y entender correctamente todo lo que implica tu firma en ese documento.

Te puede gustar:

#4 No te olvides de las ayudas de las instituciones

¿Sabías que existen ayudas oficiales para la renovación de edificios y hogares? Son una de las muchas iniciativas impulsadas por varias instituciones (Comisión Europea, Gobierno Central e incluso ayuntamientos) para ayudar a las personas en sus esfuerzos para mejorar su vivienda.

Siempre y cuando tu proyecto cumpla con algunos requisitos y esté enfocado hacia la eficiencia energética, podrás acceder a algunas ayudas para financiar tu proyecto de reforma. Lo importante es informarte bien de qué está disponible en tu municipio o Comunidad Autónoma.

Si vas a renovar las ventanas de tu casa, mejorar la instalación eléctrica o habéis acordado con tu comunidad de vecinos mejorar el aislamiento térmico de todo el edificio, tendrás a tu disposición diferentes tipos de ayudas para financiarlo.

Es importante que contactes con las instituciones (o las oficinas especializadas de vivienda en tu ciudad) para informarte bien sobre el procedimiento a seguir. Y es que algunas de estas ayudas necesitan de una aprobación previa por parte de expertos para poder considerarse válidas.

Si estás gestionando tu proyecto con un estudio de arquitectura o una empresa de reformas, es muy probable que puedan ayudarte a entender bien los procesos y toda la documentación necesaria para conseguir estas ayudas.

No te olvides de las ayudas de las instituciones
___
Como ves, el proceso para hacer realidad la reforma de tus sueños se asemeja a cualquier otro préstamo que hayas solicitado a lo largo de los años. Una buena planificación, comparar correctamente entre opciones y encontrar una solución económicamente favorable son los pasos a seguir.

Ten en cuenta que en muchos casos tu reforma puede ser paulatina. No es necesario realizar una reforma completa y siempre puedes ir haciéndola poco a poco. Primero la cocina, después el aislamiento y para terminar, los muebles. Explora siempre opciones que no te ahoguen en deudas.

Y si te decantas por pequeñas reformas, ¿has pensado en los préstamos de Moneyman? Ya sabes que son muy fáciles de conseguir y recibirás una respuesta en pocos minutos. Si la reforma tiene que ser exprés, siempre puedes contar con nosotros.

Ahora que tienes claro cómo conseguir financiación, viene lo importante: imaginar la casa de tus sueños. Elegir los colores de las paredes, el mobiliario, los electrodomésticos… Y después ya viene lo menos divertido: ¡meter todo en cajas!

4 pasos simples para obtener dinero:
  • Ingresa tus datos personales
  • Elige un programa de préstamo
  • Valida tu teléfono con el código SMS

La entrada Créditos y préstamos para la reforma del hogar: ¿cuándo y cómo solicitarlos? aparece primero en Moneyman.

This 425-Square-Foot Newport Beach Rental Is a Coastal Grandma’s Dream

This 425-Square-Foot Newport Beach Rental Is a Coastal Grandma’s Dream

Read More