Change Language
wds-media
  • Home
  • Lending
Estos son los factores que afectan a tu capacidad crediticia y las claves para mejorarlos

Estos son los factores que afectan a tu capacidad crediticia y las claves para mejorarlos

Habrá quien piense que solicitar un crédito y que te lo concedan es cuestión de magia. Y aunque existen opciones como las de Moneyman en las que casi es así, la verdad es que en un proceso de aprobación de un crédito entran en juego muchos factores.

¿Algunas veces te has parado a pensar qué datos interesan a los bancos? ¿Qué es decisivo para recibir un mensaje de “Tu crédito ha sido aprobado”? Pues si estás buscando una respuesta a este tipo de preguntas, estás en el lugar indicado.

capacidad crediticia

En este artículo hablaremos de cuáles son los factores que afectan a tu capacidad crediticia y qué puedes hacer para mejorarlos. De esta manera podrás dirigirte a una entidad bancaria con una idea clara de tu situación.

Si estabas pensando en solicitar un crédito o préstamo en las próximas semanas, la información que encontrarás en este blog te servirá como un checklist para asegurarte una respuesta afirmativa.

¡Vamos a ello!

¿Qué es la capacidad crediticia?

Capacidad crediticia. Es posible que este sea un concepto nuevo para muchas personas que lean este artículo. Y vamos a empezar por aclarar lo que significa y qué implicaciones tiene en las finanzas de una persona.

También conocida como solvencia crediticia o capacidad de endeudamiento, podríamos decir que la capacidad crediticia de una persona es su potencial habilidad o viabilidad de tener acceso a un crédito. O lo que es lo mismo: cómo de atractiva es a la hora de conceder un préstamo.

Aunque se trate de un concepto abstracto (ya que no existe una escala ni sistema establecido para medirlo), la capacidad crediticia de una persona es algo así como una puntuación que se obtiene en función de diversos factores. Cuanto más alta sea esta puntuación, mayor será la capacidad crediticia.

Lo cierto es que cada entidad financiera toma como referencia un sistema de evaluación propio. Cada banco o prestamista puede decidir regirse por diferentes criterios y establecer unos mínimos completamente diferentes a otras entidades.

En cualquier caso, todas las entidades tienen en cuenta unos factores clave a la hora de evaluar la capacidad crediticia de cualquier persona interesada en acceder a un crédito. Y vamos a hablar de ellos ahora mismo.

Cuatro pasos simples para obtener dinero:
  • Ingresa tus datos personales
  • Elige un programa de préstamo
  • Valida tu teléfono con el código SMS

Factores que afectan a tu capacidad crediticia

Sí, estás en lo correcto: los principales factores que tendrán en cuenta los bancos y prestamistas a la hora de aprobar o no un crédito están relacionados con tu situación e historial financiero. Y es que, como todos sabemos, lo que importa es el dinero.

Pero no todo gira alrededor de la cantidad de dinero de la que dispones en el momento de solicitar un crédito. Tu pasado y tu potencial futuro también son determinantes a la hora de conseguir el préstamo que estás buscando.

De hecho, la mayoría de prestamistas revisan con lupa detalles que quizás incluso tú tenías olvidados. Estos son los más importantes:

#1 Historial crediticio o de crédito

¿Cuál es tu experiencia previa con los préstamos? ¿Fuiste un cliente que pagó todo a tiempo y no supuso ningún problema para la entidad financiera? Tu pasado en el mundo de las finanzas es decisivo a la hora de conseguir un crédito.

Cuando hablamos del historial crediticio en particular, nos referimos al registro sobre los préstamos a los que has tenido acceso y las deudas que hayas tenido (o tengas) pendientes. Es un sistema que la mayoría de prestamistas tienen en cuenta a la hora de definir tu capacidad crediticia.

En el caso de España existe el ASNEF, el fichero público en el que se incluye a todos aquellos usuarios que tienen deudas pendientes con alguna entidad financiera. O como probablemente lo conozcas: la lista de morosos.

Pero no solo son importantes las deudas. Tu pasado con los créditos es decisivo sobre todo si has cumplido a rajatabla con todas las condiciones y has pagado religiosamente el dinero que te fue prestado.

Y es que lo creas o no, los bancos y prestamistas también tienen en cuenta que hayas sido un cliente ejemplar en pasadas ocasiones, haciendo que califiques todavía mejor a la hora de aprobar tu solicitud.

#2 Calificación crediticia

Precisamente por eso existe la calificación crediticia: una cifra o número que refleja en sí misma la solvencia de una persona. Este indicador tiene en cuenta todos los elementos que forman parte de tu historial crediticio (deudas, créditos anteriores, etc.), así como elementos de la actualidad (ingresos, bienes, etc.).

Esta calificación será decisiva a la hora de definir las condiciones con las que el prestamista aceptará tu crédito. Ya que, de contar con una buena calificación, tendrás acceso a unos intereses, plazos y otras cláusulas mucho más convenientes.

Si bien tu historial crediticio no se puede cambiar, tu calificación puede mejorarse con algunas acciones y herramientas que comentaremos más adelante.

#3 Fuente de ingresos

Hablemos de lo importante: ¿cómo le vas a devolver el dinero a la entidad financiera? O lo que más les importa a ellos en el fondo: ¿cómo me aseguro de recibir el crédito de vuelta?

Tu situación laboral y, sobre todo, tu estabilidad son elementos clave a la hora de solicitar un crédito. Y es que tu fuente de ingresos será revisada con lupa y tendrá que ser lo suficientemente elevada para hacer frente a la cuotas de tu préstamo.

Como es lógico, cuanto mayores sean los ingresos de una persona su estabilidad económica será mayor y se considerará más solvente para hacer frente al pago. ¡Pero no solo vale con tener mucho dinero!

Las entidades financieras siempre tendrán en cuenta la correlación entre los ingresos de una persona y las deudas que tiene abiertas. De esta manera, podrán hacer una estimación mucho más realista sobre la solvencia económica.

Es por eso que, cuanto más baja sea la proporción de deuda en base a los ingresos, más atractivo será el perfil de la persona que solicite el crédito. Y por ese motivo, ganar más no siempre significa mejor capacidad crediticia.

#4 Nivel de endeudamiento

Precisamente la correlación entre ingresos y deuda es un elemento que los bancos y prestamistas tienen en cuenta por sí mismo. Y es comúnmente conocido como el índice de endeudamiento.

El índice de endeudamiento no solo tiene en cuenta la cantidad de deudas que tiene cada cliente, sino también cuánto suponen para el total de sus ingresos. Se trata de un valor de correlación de uso generalizado.

Aunque en primera instancia el nivel de endeudamiento pueda suponer un factor que afecte negativamente a tu capacidad crediticia, todo dependerá de la situación. Si algunas de tus deudas son de larga duración (como una hipoteca), no afectará de manera tan directa.

#5 Variedad de crédito

Menos es más. Pero no siempre es mejor. Y en el caso de tu capacidad crediticia, tampoco es el caso. De hecho, contar con diferentes tipos de créditos en tu historial puede jugar a tu favor.

Cuando cuentas en tus finanzas con diferentes tipos de préstamos como una hipoteca o incluso tarjetas de crédito y no has tenido problemas en su pago; los bancos y prestamistas lo considerarán como un punto positivo.

Esta variedad de crédito demostrará que eres una persona con capacidad de gestión de la deuda eficiente y solvente. Y eso te dará puntos para lograr que te aprueben un crédito.

Factores que afectan a tu capacidad crediticia

Cómo mejorar estos factores

Seguro que a estas alturas del artículo te estás preguntando: ¿qué puedo hacer para mejorar mi capacidad crediticia? Y la verdad es que existen cientos de posibilidades que puedes tener en cuenta en función de tu caso personal.

Pero de todas maneras, existen 3 acciones o estrategias que te ayudarán a mejorar los factores que hemos mencionado anteriormente (y volverte más atractivo para los posibles prestamistas). Aquí van:

  • Prioriza la solvencia

    Uno de los criterios básicos a la hora de definir la capacidad crediticia de una persona es su solvencia. O lo que es lo mismo: su capacidad de hacer frente a las deudas.

    Precisamente por eso, te recomendamos que siempre que sea posible saldes tus deudas pendientes. Esto hará que tu historial crediticio mejore y seas percibido como un cliente que cumple con sus deberes a tiempo (o incluso con antelación).

  • Sé realista

    En segundo lugar, te recomendamos que tengas siempre los pies en la tierra. Evita siempre que puedas sobreendeudarte y poner en un aprieto tu salud financiera. No solo por tu bien económico, también por tu capacidad crediticia.

    Aquellas personas con un índice de endeudamiento demasiado elevado tienen más dificultades para acceder a nuevos créditos y préstamos. Y en la mayoría de casos reciben una respuesta negativa de las entidades financieras.

  • Diversifica todo lo posible

    Como siempre en el mundo de las finanzas, te recomendamos que no te lo juegues todo a una. Y es que ya hemos mencionado anteriormente que tener distintos tipos de créditos a lo largo de tu historial crediticio mejorará tu perfil.

    Además de ello, tener diferentes tipos de préstamos y créditos hará que tu solvencia sea mayor. ¿Por qué? Porque si alguno de esos créditos no funciona o acabas por no pagarlo, el resto no tendrá que verse afectado por ese problema en particular.

__
Como ya te hemos comentado, cada vez que pidas un crédito o préstamo, la información o datos que te solicite la entidad financiera puede ser completamente diferente. Tu vida laboral, tus bienes inmuebles o incluso otros productos financieros que tengas contratados.

¡Nunca se sabe!

Pero lo que sí está claro es que tener un buen historial y un buen balance entre tus deudas y tus ingresos es indispensable para acceder a nuevos créditos. Todo sin olvidar que, en ocasiones, experiencias previas positivas pueden ser incluso mejores que no tener experiencia alguna.

Si estás pensando en pedir un crédito para una reforma, un viaje o ese coche con el que llevas tiempo soñando, es hora de que eches la vista atrás y revises cuál es tu historial crediticio y tu índice de endeudamiento actual.

Y si no lo ves muy claro, ya sabes que los préstamos de Moneyman son casi mágicos. Ni ASNEF, ni preguntas que te dejen sin respuesta… Puedes solicitar la cantidad de dinero que necesites (hasta 300 €) y recibirás la respuesta en cuestión de minutos. Sin líos. Sin complicaciones.

¡Realiza la solicitud en 8 minutos y podrás recibir el dinero hoy! Respuesta automática de nuestro sistema.

¡Préstamo de 300€ hasta 30 días SIN INTERESES!

La entrada Estos son los factores que afectan a tu capacidad crediticia y las claves para mejorarlos aparece primero en Moneyman.

Pirate’s Booty Aged White Cheddar Cheese Puffs (Pack of 24) – Only $14.23!

Pirate’s Booty Aged White Cheddar Cheese Puffs (Pack of 24) – Only $14.23!

Read More